¿Puedo devolver un colchón que ya he desprecintado? El TJUE resuelve, reconociendo el derecho de desistimiento de los consumidores en caso de venta en línea

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE JUSTICIA (Sala Sexta) en el asunto slewo — schlafen leben wohnen GmbH vs Sascha Ledowski (C‑681/17) de fecha 27 de marzo de 2019.

En el caso de autos, Sr. Ledowski, consumidor, adquirió un colchón a través del sitio web de la empresa Slewo, que se dedica al comercio de colchones. Las condiciones generales incluían la siguiente cláusula: «Nos haremos cargo de los costes de devolución del producto. […] Su derecho de desistimiento se extinguirá anticipadamente en los siguientes casos: en los contratos que estipulen la entrega de bienes precintados que no sean aptos para ser devueltos por razones de protección de la salud o de higiene y que hayan sido desprecintados tras la entrega.». El Srl Ledowski retiró la capa de protección en el momento de la entrega y posteriormente comunicó por correo electrónico su voluntad de devolver el colchón.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea subraya que la excepción al derecho de desistimiento está concebida para aquellos casos que “tras haber sido retirado el precinto del embalaje, el bien que contiene deja definitivamente de estar en condiciones de ser comercializado por razones de protección de la salud o de higiene, puesto que la propia naturaleza de este bien hace imposible o excesivamente difícil que el comerciante adopte medidas que le permitan ponerlo de nuevo a la venta sin contravenir alguno de estos imperativos“.

Ello no resulta aplicable a un colchón cuya protección ha sido retirada por el consumidor después de la entrega, dado que no deja de estar en condiciones de ser nuevamente utilizado por un tercero o de ser nuevamente comercializado. Y alude, como botón de muestra, al hecho que los colchones sirven a sucesivos clientes de un hotel, y que tales bienes son objeto de mercado de ocasión y pueden ser objeto de una limpieza en profundidad, al igual que sucede con las prendas de vestir, a las que no se les discute que sean objeto de derecho de desistimiento por parte de los consumidores.

El consumidor responde de toda depreciación de un bien que resulte de las manipulaciones que no sean necesarias para determinar la naturaleza, las características y el buen funcionamiento de este, pero ello no puede privarle de su derecho de desistimiento (con cita del caso Messner, C‑489/07).

En consecuencia, el Tribunal declara que:

El artículo 16, letra e), de la Directiva 2011/83/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2011, sobre los derechos de los consumidores, por la que se modifican la Directiva 93/13/CEE del Consejo y la Directiva 1999/44/CE del Parlamento Europeo y del Consejo y se derogan la Directiva 85/577/CEE del Consejo y la Directiva 97/7/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, debe interpretarse en el sentido de que el concepto de «bienes precintados que no sean aptos para ser devueltos por razones de protección de la salud o de higiene y que hayan sido desprecintados tras la entrega», en el sentido de esta disposición, no comprende bienes como un colchón cuya protección ha sido retirada por el consumidor después de su entrega.

Ver texto íntegro en:
http://curia.europa.eu/juris/document/document.jsf;jsessionid=DAE62A86453A640AB36CF3EC003B3B73?text=&docid=212283&pageIndex=0&doclang=es&mode=req&dir=&occ=first&part=1&cid=7594358

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s