El TJUE declara no ser «omisión engañosa» […] no proporcionar al consumidor información adicional más allá de la clasificación energética que se indicó en la etiqueta del producto de conformidad con el Reglamento Delegado 665/2013

Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de fecha 25 de julio de 2018 en asunto Dyson vs BSH (C‑632/16).

Dyson y BSH comercializan aspiradoras. La normativa exige que en el momento de su venta exhiban una etiqueta energética que muestre los resultados de unas pruebas que se realizan con un colector vacío. Dyson entiende que BSH ha inducido a error a los consumidores y ha incurrido en prácticas comerciales desleales (“omisión engañosa”) al indicar en la etiqueta la clase energética A  sin proporcionar al consumidor información sobre las circunstancias en que se efectuó la medición y por añadir otras etiquetas que repiten la misma información y, sin embargo presentan un diseño distinto, lo que podría causar la impresión de que se trata cada vez de información diferente. La Sala declara:

1)  El artículo 7 de la Directiva 2005/29/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de mayo de 2005, relativa a las prácticas comerciales desleales de las empresas en sus relaciones con los consumidores en el mercado interior, […] debe interpretarse en el sentido de que no constituye una «omisión engañosa» […] el hecho de no proporcionar al consumidor información relativa a las circunstancias en que se efectuó la medición que dio lugar a la clasificación energética indicada en la etiqueta relativa a la clase energética de las aspiradoras […] en lo que atañe al etiquetado energético […].

2)  El Reglamento Delegado n.º 665/2013 debe interpretarse […] en el sentido de que se opone a que se adhieran otras etiquetas o símbolos, fuera de la etiqueta energética, para reiterar información que ya figura en esta, cuando su exhibición pueda crear confusión en el usuario final o inducirle a error en cuanto se refiere al consumo de energía de la aspiradora comercializada al por menor de que se trate durante su utilización, extremo que corresponde verificar al órgano jurisdiccional remitente, a la vista del conjunto de circunstancias pertinentes y guiándose por la percepción del usuario final medio, normalmente informado y razonablemente atento y perspicaz, tomando en consideración los factores sociales, culturales y lingüísticos.

Ver texto íntegro en: http://curia.europa.eu/juris/document/document.jsf?text=&docid=204398&pageIndex=0&doclang=ES&mode=lst&dir=&occ=first&part=1&cid=239392

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s