Los «usos sociales» de Internet consistentes en comunicaciones en redes sociales -retwuiteando, o por link- de imágenes previamente publicadas, excluyen en principio el carácter ilegítimo de la afectación al derecho a la propia imagen

Sentencia del Tribunal Supremo (Sala civil) núm. 476/2018, de fecha 20.07.2018.

Resulta interesante esta sentencia porque ahonda un poco más en el alcance del derecho a la propia imagen de las personas en el contexto de las redes sociales, cuestión que había tratado recientemente en anterior sentencia 91/2017 y que ésta matiza. Si en esta primera sentencia se afirmaba que el consentimiento del titular de la imagen para que el público pueda ver su fotografía en un blog o red social no implica autorización publicarla o divulgarla de forma distinta, añade ahora que el uso de imágenes retwiteando o insertando enlaces a imágenes previamente publicadas de forma legítima excluyen, en principio, el carácter ilegítimo de la afectación del derecho a la propia imagen.

En el caso de autos, la demandada publica en su cuenta de la red social ciertos comentarios acompañados de fotografías subidas por el propio actor en las redes sociales. Al respecto, la Sala declara que:

[…] la prestación de consentimiento para la publicación de la propia imagen en Internet conlleva el consentimiento para la difusión de esa imagen cuando tal difusión, por sus características, sea una consecuencia natural del carácter accesible de los datos e imágenes publicados en Internet […] la finalidad de una cuenta abierta en una red social es la comunicación de su titular con terceros y la posibilidad de que esos terceros puedan tener acceso al contenido de esa cuenta e interactuar con su titular, pero no que pueda publicarse la imagen del titular de la cuenta en un medio de comunicación […]

No puede decirse lo mismo respecto de la utilización privada en cuentas de Twitter (o de otras redes sociales) de particulares de las imágenes que se hallan disponibles al público en Internet. En estos casos, la inclusión de una imagen en un tuit equivale en buena medida a la inclusión en el propio tuit del enlace a la web en que tal imagen se halla, lo que puede considerarse como una «consecuencia natural» de la publicación consentida de la imagen en un determinado sitio web de acceso general. Los «usos sociales» legítimos de Internet, como son la utilización en las comunicaciones típicas de la red (mensajes de correo electrónico, tuits, cuentas de Facebook o Instagram, blogs) de las imágenes referidas a actos públicos previamente publicadas en la red, bien «retuiteando» el tuit en que aparece la imagen, bien insertándola directamente en otro tuit o en la cuenta de otra red social, bien insertando un «link» o enlace al sitio web donde la imagen se encuentra publicada, en principio excluirían el carácter ilegítimo de la afectación del derecho a la propia imagen, conforme al art. 2.1 LOPDH .

Acaba la sentencia declarando que, no obstante ello, si la publicación primera había sido realizada sin el consentimiento del afectado, es una intromisión ilegítima en los derechos de la personalidad y aun cuando estén disponibles en Internet,  ello no legitima su reutilización.

Ver texto íntegro en: http://www.poderjudicial.es/search/contenidos.action?action=contentpdf&databasematch=TS&reference=8458062&links=&optimize=20180724&publicinterface=true

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s