Acaba de ser aprobada la Ley del Principado de Asturias 5/2018, de 22 de junio, sobre derechos y garantías de la dignidad de las personas en el proceso del final de la vida

Ha sido aprobada la Ley del Principado de Asturias 5/2018, de 22 de junio, sobre derechos y garantías de la dignidad de las personas en el proceso del final de la vida (BOPA de 4 de julio de 2018).

El texto persigue paliar la dificultad para llevar a la práctica clínica diaria las decisiones tendentes a asegurar de manera efectiva la plena dignidad en el proceso de morir, garantizando el respeto a la autonomía y dotando de seguridad jurídica a los profesionales sanitarios, de manera que puedan conocer con certeza jurídica cómo proceder y actuar. Viene referida, por tanto, al proceso del final de la vida, concebido como un final próximo e irreversible, eventualmente doloroso y potencialmente lesivo de la dignidad de quien lo padece. La Ley garantiza el acceso universal a los cuidados paliativos, no como un fin en sí mismo, sino como un medio para mejorar la calidad de la muerte.

A nivel estatal contábamos ya con la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica, que constituye el referente normativo básico, y la jurisprudencia del TC que reconoce el derecho a rechazar un tratamiento, aun a sabiendas de que ello puede hacer que peligre la vida y reconoce “una facultad de autodeterminación que legitima al paciente, en uso de su autonomía de la voluntad, para decidir libremente sobre las medidas terapéuticas y tratamientos que puedan afectar a su integridad, escogiendo entre las distintas posibilidades, consintiendo su práctica o rechazándolas” posibilidad que ya había sido asimismo admitida por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, aun cuando pudiera conducir a un resultado fatal.

Esta norma autonómica articula, entre otros, los derechos de las personas a:

  • recibir información asistencial,
  • manifestar el consentimiento informado,
  • otorgar instrucciones previas,
  • gozar de acompañamiento,
  • recibir cuidados paliativos, tratamiento del dolor y administración de sedación paliativa

Y fija los correspondientes deberes de los profesionales sanitarios, instituciones sanitarias y servicios sociales en los que se presta asistencia sanitaria, así como el régimen de infracciones y sanciones.

Ver texto íntegro en: https://sede.asturias.es/bopa/2018/07/04/2018-06917.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s