El abogado General (TJUE) concluye que el concepto de “derecho de visita” también incluye el derecho de visita de los abuelos a sus nietos

Conclusiones del Abogado General Sr. Maciej Szpunar presentadas el 12 de abril de 2018 en Asunto Neli Valcheva vs Georgios Babanarakis (C‑335/17)

Señala que la interpretación amplia del derecho de visita viene siendo adoptada por numerosos instrumentos internacionales (Reglamento n.º 2201/2003, Convenio sobre las Relaciones Personales del Menor,

El Convenio sobre las Relaciones Personales del Menor define los «vínculos familiares» como «relaciones estrechas, tales como las existentes entre un menor y sus abuelos o sus hermanos o hermanas, basadas en la ley o en una relación familiar de hecho».

La jurisprudencia relativa al CEDH ha reconocido que la protección del artículo 8 del CEDH incluye también el mantenimiento de relaciones personales entre un abuelo y sus nietos.

El artículo 8 del CEDH reconoce que «toda persona tiene derecho al respeto de su vida privada y familiar».

El TEDH ha declarado que los «vínculos entre los abuelos y los nietos constituyen vínculos familiares en el sentido del artículo 8 del Convenio».

El Tribunal recordó, además, que «la vida familiar en el sentido del artículo 8 engloba cuando menos las relaciones entre parientes próximos, los cuales pueden desempeñar una función importante en ella, por ejemplo entre abuelos y nietos. El “respeto” de la vida familiar así entendido entraña, para el Estado, la obligación de actuar de forma tal que se permita el desarrollo normal de estas relaciones» (Sentencias TEDH  Scozzari y Giunta vs Italia 13 de julio de 2000, y Marckx vs Bélgica, de 13 de junio de 1979).

El Abogado General considera que del análisis textual, teleológico, sistemático e histórico de las disposiciones del Reglamento n.º 2201/2003 se desprende:

la idea de que la norma sobre competencia del artículo 8 de dicho Reglamento se aplica igualmente a una solicitud de ejercer el derecho de visita por parte de personas distintas de los progenitores, en particular otros miembros de la familia de hecho o de Derecho” […] el Reglamento n.º 2201/2003 no excluye del concepto de derecho de visita a otras personas distintas de los progenitores pero que tienen vínculos familiares de hecho o de Derecho con el menor (en particular, hermanas o hermanos, o el ex cónyuge o la ex pareja de un progenitor). En efecto, habida cuenta de los constantes cambios de nuestra sociedad y de la existencia de nuevas formas de estructuras familiares, las posibilidades, en lo que respecta a las personas interesadas en el ejercicio del derecho de visita en el sentido del Reglamento n.º 2201/2003, podrían ser numerosas. El caso de la ex pareja del progenitor titular de la responsabilidad parental y, por lo tanto, de sus progenitores —que el menor considera como sus abuelos— o incluso el caso de una tía o de un tío responsables del cuidado del menor, en caso de ausencia temporal de uno o de los dos progenitores, no son más que algunos ejemplos que el Tribunal de Justicia podría tener que examinar al interpretar dicho Reglamento. 

Señala a continuación que cierto es que el Reglamento n.º 2201/2003 se refiere únicamente a las normas de competencia, de reconocimiento y de ejecución de resoluciones judiciales en materia de responsabilidad parental, de modo que “en esta fase de desarrollo del Derecho de la Unión, la cuestión de cuáles son las personas a las que se concederá —o no— el derecho de visita ha de ser regulada por el Derecho nacional. Por ello, es tanto más importante disponer de una norma de competencia única y uniforme, es decir, la de las autoridades del Estado miembro de la residencia habitual del menor, con el fin de garantizar el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales adoptadas en diferentes Estados miembros.”

Concluye el Abogado General proponiendo que el Tribunal de Justicia responda a la cuestión prejudicial planteada por el Tribunal Supremo, Bulgaria del modo siguiente:

El concepto de “derecho de visita”, contemplado en el artículo 1, apartado 2, letra a), y en el artículo 2, punto 10, del Reglamento (CE) n.º 2201/2003 del Consejo, de 27 de noviembre de 2003, relativo a la competencia, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia matrimonial y de responsabilidad parental, por el que se deroga el Reglamento (CE) n.º 1347/2000, debe interpretarse en el sentido de que también incluye el derecho de visita de los abuelos a sus nietos.»

Ver texto íntegro en: http://curia.europa.eu/juris/document/document.jsf;jsessionid=9ea7d0f130da2e206d20c86d4d04bda7b14cebdf9694.e34KaxiLc3eQc40LaxqMbN4Pb3eKe0?text=&docid=201034&pageIndex=0&doclang=ES&mode=req&dir=&occ=first&part=1&cid=778016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s