El interés superior de los menores es de orden público y está por encima del vínculo parental

Sentencia del Tribunal Supremo (Sala civil)  de fecha 18/04/2018, núm. 229/2018

En el caso de Autos, el matrimonio, con claros elementos de internacionalidad -por cuanto un progenitor es de nacionalidad española, el otro de nacionalidad japonesa, los hijos habían nacido, uno en Francia y el otro en Japón, y la residencia de la familia había sido, por dos años en Francia, posteriormente Japón donde permanecieron la mayor parte del tiempo, y finalmente España por razón del Tsunami, quedando la madre en Japón-  quiebra. La progenitora viaja a España y regresa a Japón con
una hija, y posteriormente vuelve a viajar con intención de llevarse al otro hijo. El Auto de separación provisional atribuye, entre otras cuestiones, la guarda y custodia de los menores a la madre y fija un régimen de estancias del padre con sus hijos.

La sentencia del Tribunal Supremo recuerda que:

la guarda y custodia compartida es el sistema normal e incluso deseable, y que son las circunstancias del caso las que a la postre
van a ser determinantes para adoptarlo […]:

a) Se fomenta la integración de los menores con ambos padres, evitando desequilibrios en los tiempos de presencia.
b) Se evita el sentimiento de pérdida.
c) No se cuestiona la idoneidad de los progenitores.
d) Se estimula la cooperación de los padres, en beneficio de los menores, que ya se ha venido desarrollando con eficiencia.

Sin embargo, añade:

[…] en todo el entramado normativo nacional o internacional sobre los derechos del niño es el interés superior de los menores que es de orden público y está por encima del vínculo parental, y este interés, […] demanda de un lado, que lo mejor o más conveniente para ellos es que sigan bajo la custodia de su madre en Tokio, en un ambiente que no les es extraño pues allí tuvo su residencia habitual la familia durante algunos años, y descarta, de otro, que la guarda y custodia sea de forma compartida con alternancia anual en cada país, dado el elevado coste emocional y el perjuicio que dicha solución tiene para su desarrollo, pues se vería afectado.  […] la distancia existente entre ambos domicilios no solo dificulta, sino que hace inviable, la medida de custodia compartida en la forma interesada, dada la distorsión que ello puede provocar y las alteraciones en el régimen de vida de los menores, que precisan de un marco estable de referencia […].

Ver texto íntegro en: file:///C:/Users/Aura/Downloads/TS,%20GUARDA%20Y%20CUSTODIA%20COMPARTIDA.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s