Objetivación de la mala fe y condena en costas cuando antes de presentada una demanda se inicia un procedimiento de mediación

Sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona (Sala Civil, sección 15) de fecha 18/04/2018, num. 425/2017-2ª

Costas procesales en caso de allanamiento. El artículo 395 de la Ley de Enjuiciamiento Civil dispone que “si el demandado se allanare a la demanda antes de contestarla, no procederá la imposición de costas salvo que el tribunal, razonándolo debidamente, aprecie mala fe en el demandado.” El apartado segundo añade que “se entenderá que, en todo caso, existe mala fe,  si antes de presentada la demanda se hubiese formulado al demandado  requerimiento fehaciente y justificado de pago, o si se hubiera iniciado procedimiento de mediación o dirigido contra él solicitud de conciliación .”
[…] [M]ediando allanamiento del demandado y salvo caso de apreciarse mala fe, la regla general en materia de costas es la no imposición. Esa salvedad, que justifica el apartamiento de la regla general, es identificable con una actuación disconforme con el modelo de conducta aceptado por la sociedad en la situación de que se trate o regla de comportamiento exigible desde un punto de vista ético y social, y se ha de valorar a estos efectos, fundamentalmente, en el estadio anterior al proceso, en relación con actos determinantes de la justificación del mismo (difícilmente podría valorarse como contraria a la buena fe la conducta procesal, por la que se acepta que el contrario tiene derecho a la tutela jurídica que solicita y que no es necesario seguir el trámite). […] El artículo 395 de la LEC objetiva la presencia de mala fe en el caso de que antes de ser presentada la demanda se hubiese formulado al demandado requerimiento fehaciente y justificado de pago. La finalidad
perseguida por la norma no es otra que evitar la condena en costas del allanado cuando con anterioridad a la presentación de la demanda no haya tenido ocasión de conocer o de cumplir la prestación objeto de la misma
por no haber recibido reclamación extrajudicial alguna o por cualquier otro motivo legítimo. […] En este caso, la demandada se allanó a la mayor parte de pretensiones, en concreto, mostró su conformidad con la nulidad de la cláusula y con la restitución de las cantidades indebidamente abonadas desde el 9 de mayo de 2013. Se opuso, por el contrario, a la restitución íntegra, esto es, desde la firma del contrato, atendida la postura jurisprudencial existente en ese momento. Posteriormente, antes de la audiencia previa, presentó
un nuevo escrito por el que se allanaba totalmente a la demanda, interesando que no se le impusieran las costas causadas. En estas circunstancias entendemos que debe aplicarse la regla general del artículo 395 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, máxime teniendo en cuenta que la demandada ha eliminado voluntariamente la cláusula impugnada.

Ver texto íntegro en: http://www.poderjudicial.es/search/contenidos.action?action=contentpdf&databasematch=AN&reference=8365376&links=inicio%20de%20la%20mediaci%C3%B3n&optimize=20180430&publicinterface=true

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s