La mediación en sustracción internacional de menores. Conferencia en el marco del Día Europeo de la Mediación

Con ocasión de la celebración del Día Europeo de la Mediación, la UOC, a través de los Estudios deDerecho y Ciencia Política y su coordinadora de la jornada, la profesora Aura Esther Vilalta, organizó un acto conmemorativo dedicado a la mediación familiar en el ámbito de la sustracción internacional de menores. En dicho acto, la abogada Carmen Varela, socia fundadora de Circulo Legal, mediadora de familia y miembro directivo de la Asociación de profesionales contra la Sustracción Internacional de Menores en España (ASIME), pronunció una conferencia que versó sobre la problemática que suscita la ruptura o separación de familias con elementos de internacionalidad y niños menores de
edad, un ámbito de contexto complejo y bastante desconocido para los prácticos del derecho.

Como se sabe, el Convenio de la Haya de 1980 constituye el eje vertebrador del sistema a nivel internacional y tiene como objetivo principal la restitución inmediata del niño al estado de su última residencia habitual. Por supuesto, en el espacio europeo, es  necesario asimismo tener en cuenta, entre otros instrumentos, el Reglamento UE
2201/2003, sobre reconocimiento y ejecución de resoluciones judiciales en materia matrimonial y de responsabilidad parental, que contiene previsiones para los casos de sustracción de un menor de un país de la Unión Europea (UE) que es trasladado a otro. Conviene observar que la coordinación recae en las autoridades centrales de cada  estado, que comparten información y comunicación relativa a las sustracciones. La autoridad central en España es el Ministerio de Justicia, Subdirección General de Cooperación Jurídica Internacional. Estas autoridades tienen atribuidas funciones tan relevantes como: (i) localizar al menor trasladado o retenido de forma ilícita; (ii) prevenir que el menor sufra daños (adoptando medidas provisionales); (iii) facilitar
una solución amigable o, en su caso, (iv) incoar procedimientos judiciales o administrativos para la restitución del menor o el ejercicio del derecho de visita.
Los procesos de mediación en el marco del Convenio de la Haya de 1980 facilitan la celeridad de la resolución y del retorno del menor, permiten abordar procesos penales incoados contra el progenitor sustractor para no frustrar el posible acuerdo de
mediación e incluso supuestos de violencia de género y medidas de protección en favor de la víctima. Puede acudirse a esta mediación tanto antes de iniciar un proceso judicial para el retorno del menor como durante el desarrollo del proceso judicial o incluso
una vez se haya dictado orden de restitución del menor. La Guía de buenas prácticas en virtud del Convenio de La Haya de 1980, promulgada en fecha 25 de octubre de 1980,
pone de relieve algunos aspectos civiles de la sustracción internacional de menores en cuyo contexto la mediación debe ser administrada con rapidez, contando con el auxilio
de las Autoridades centrales y teniendo siempre muy presentes las diferencias culturales, religiosas y lingüísticas de los participantes.

Estas mediaciones deben, asimismo, velar porque la distancia geográfica no sea un obstáculo a la hora de planificar la sesión de mediación. Para ello resultará oportuno contar con medios telemáticos. De resultar necesario el encuentro físico, podrá planificarse una sesión presencial que requerirá traslados, la obtención de los correspondientes visados de entrada en el país y el auxilio de las correspondientes
Autoridades del país donde se desarrolle. Por otro lado, es conveniente que se suscriba un contrato de mediación que garantice el respeto de las normas de confidencialidad de
cada Estado y que las partes dispongan de información jurí- dica suficiente para el buen desarrollo de las negociaciones. Por supuesto, los menores deben poder ser escuchados.
Finalmente, en la redacción del acuerdo resulta esencial tener presentes las cuestiones de competencia y de ley aplicables, de modo que el acuerdo de mediación sea redactado
en términos que permita luego ser ejecutado sin mayor dificultad en las distintas jurisdicciones en juego.

Otros instrumentos a tener en cuenta en supuestos de sustracción internacional de menores son los que mencionamos a continuación: (i) Guidelines for a better implementation of the existing recommendation concerning family mediation
and mediation in civil matters, de la Comisión Europea para la eficiencia de la justicia, de fecha 7 de diciembre de 2007, con sus recomendaciones sobre cómo hacer accesible la mediación y cómo garantizar su funcionamiento aprovechando el uso de las nuevas tecnologías; (ii) la Declaración de la Conferencia de Malta On Cross-Frontier Family Law Issues, de 26 de marzo de 2009, auspiciado por el Gobierno de Malta en colaboración con la Conferencia de la Haya, que incluye una invitación explícita a que se haga uso de estructuras de la mediación que no dilaten los procedimientos y que sean un
complemento útil, y (iii) el Reglamento de la Unión Europea 2201/2003, de 27 de noviembre, relativo a la competencia, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia matrimonial y de responsabilidad parental, que incluye una breve referencia en materia de cooperación entre autoridades centrales en materia de responsabilidad parental.

Para concluir el acto, se puso de manifiesto cómo el mediador, en este contexto transfronterizo, adquiere un rol relevante, dado que auxilia a las personas en conflicto que residen en dos estados diferentes y ayuda a restablecer la comunicación y a encontrar, por sí mismos, acuerdos que permitan conciliar el ejercicio de la patria potestad de cada uno de ellos con las necesidades de los hijos, haciendo primar en cualquier solución el interés superior del menor. ¿Y qué formación exige? Para ser mediador hay que estar en posesión de título oficial universitario o de formación profesional superior y contar con formación específica para ejercer la mediación, lo que se logra con cursos de acreditación. Esta formación debe incluir necesariamente
un buen conocimiento acerca de la biculturalidad, experiencia en controversias familiares internacionales, dominio de los principales instrumentos, instituciones y
procedimientos tanto nacionales como internacionales que dan protección a la familia, así como de los diversos sistemas de reconocimiento y ejecución de los acuerdos
transfronterizos.

En: VILALTA, Aura Esther (2017). «La mediación en sustracción internacional de menores. Conferencia en el marco del Día Europeo de la Mediación». IDP. Revista de Internet, Derecho y Política. N.º 24, págs. 96-98. UOC. https://idp.uoc.edu/articles/abstract/10.7238/idp.v0i24.3104/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s