Caso Sudelind López vs López Lizazo

STJUE C-68/07, de 29 de noviembre de 2007

Extractamos y resumimos a continuación los pasajes más relevantes de esta sentencia (ver texto íntegro en: http://curia.europa.eu/juris/showPdf.jsf?docid=70753&doclang=ES)

En el presente caso -Sundelind López vs Miguel Enrique López Lizazo C-68/07, de 29 de noviembre de 2007- la Sra. Sundelind López, de nacionalidad sueca, casada con el Sr. López Lizazo, de nacionalidad cubana solicita el divorcio. Mientras convivieron, el matrimonio residía en Francia. Mientras que la Sra. Sundelind López ha seguido residiendo en Francia, su marido pasó a residir en Cuba. Amparándose en la normativa sueca, la Sra. Sundelind presenta demanda de divorcio ante el Stockholms tingsrätt (Tribunal de Primera Instancia de Estocolmo).  Su demanda fue desestimada por
ser los órganos jurisdiccionales franceses (art. Reglamento n° 2201/2003), los únicos competentes.

La Sra. Sundelind López alega que el artículo 6 de dicho Reglamento establece el carácter exclusivo de la competencia de los órganos jurisdiccionales de los Estados miembros cuando el demandado tiene su residencia habitual en un Estado miembro o cuando tiene la nacionalidad de un Estado miembro, implica que la competencia exclusiva de dichos órganos jurisdiccionales no se aplica cuando el demandado no reúne ninguna de esas dos condiciones. De lo anterior deduce que, en el presente caso, el Derecho nacional puede fundar la competencia de los órganos jurisdiccionales suecos.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea declara que:

Los artículos 6 y 7 del Reglamento (CEE) n° 2201/2003 del Consejo, de 27 de
noviembre de 2003, relativo a la competencia, el reconocimiento y la ejecución
de resoluciones judiciales en materia matrimonial y de responsabilidad
parental, por el que se deroga el Reglamento (CE) n° 1347/2000, en su versión
modificada por el Reglamento (CE) n° 2116/2004 del Consejo, de 2 de
diciembre de 2004, en lo que respecta a los Tratados con la Santa Sede, deben
interpretarse en el sentido de que, en el marco de un procedimiento de
divorcio, cuando el demandado no tiene su residencia habitual en un Estado
miembro y no es nacional de un Estado miembro, los órganos jurisdiccionales
de un Estado miembro no pueden fundar su competencia en su Derecho
nacional para resolver dicha demanda si los órganos jurisdiccionales de otro
Estado miembro son competentes con arreglo al artículo 3 de dicho
Reglamento.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s